6 cosas que debe hacer antes de alquilar su propiedad para vacaciones

Si posee y opera propiedades, es probable que haya contemplado la posibilidad de alquilarlas a corto plazo en sitios de alquileres para vacaciones, como Airbnb y Homeaway. Debido a que estos sitios manejan la mayoría de los detalles y trabajos administrativos (incluso el seguro), es bastante tentador. Sin embargo, antes de dar ese paso, es importante comprender qué se requiere para este viaje.

  1. Prepárese para invertir tiempo

La reducción del compromiso de tiempo es un motivo muy común para que los propietarios elijan el camino del alquiler vacacional. No obstante, es un error pensar que no debe dedicarle tiempo a su negocio para lograr el éxito, sobre todo al principio.

Se requiere un compromiso para quedar establecido como propietario y para aclimatarse con los sistemas de reservas que se facilitan en los sitios de alojamiento para vacaciones. Incluso, más allá de eso, todavía debe abordar los pequeños problemas de la propiedad y los desafíos de los huéspedes, que surgen durante las estadías. Si no puede o no está dispuesto a dedicar tiempo para la preparación, el mantenimiento y el marketing de su propiedad, considere contratar a una agencia de administración para que se encargue de esto en su lugar. Esta puede abarcar todo, desde las fotos hasta el ingreso de los huéspedes, la limpieza y las reparaciones del lugar en alquiler.

  1. Informe a los vecinos y al dueño

Tenga en cuenta las implicancias sobre los dueños y los vecinos si convierte su propiedad en un lugar que se alquile para vacaciones. Si está alquilando, es probable que al dueño no le agrade que use su condominio o departamento para una operación comercial sin primero avisarle. Incluso, es probable que haya alguna cláusula en el contrato que no permita el subalquiler.

Asegúrese de que los vecinos sepan quién está a cargo de la propiedad y proporcióneles sus datos de contacto (o los de la administración) por si hay alguna emergencia o problemas. Recuerde a los huéspedes de la casa todas las reglas o normas, como el cumplimiento del horario de descanso. En cuanto al dueño, manténgalo informado. Es posible que la cláusula que prohíbe el subalquiler sea negociable, en especial si se trata de algo a corto plazo o que sucede una sola vez.

  1. Protéjase y proteja a los huéspedes

Existen algunos riesgos personales graves asociados con los alquileres vacacionales. En primer lugar, usted es responsable si los huéspedes se lastiman o sufren un daño material durante el alquiler. En general, los sitios de alquileres vacacionales ofrecen a los propietarios un acceso directo al seguro de responsabilidad civil para ayudarlos a compensar los riesgos financieros. También le sorprenderá enterarse de que algunos propietarios han sido víctimas de ocupantes ilegales.
Investigue las leyes sobre los “derechos de los ocupantes ilegales” en su región, que con frecuencia protegen a las personas después de una estadía de 30 días o más. Establecer un límite en la duración del alquiler ayuda a mitigar este riesgo.

  1. Infórmese sobre las leyes de la tierra

Tómese un tiempo para revisar las leyes locales que puedan afectar una propiedad en alquiler en su ciudad, estado o provincia, o país. Algunas jurisdicciones tienen reglas con respecto a la duración de los alquileres a corto plazo y la cantidad de ocupantes de una propiedad, por ejemplo.

  1. Los mercados de alquileres para vacaciones son su mejor elección

Millones de personas de todo el mundo ahora recurren a los sitios en línea, como Airbnb, Homeaway y Panda Bed, para los alquileres de propiedades. Esta masiva comunidad les brinda a los propietarios un acceso inmediato a un grupo mucho más grande de posibles clientes del que puede tener generalmente cuando trata de promocionar la propiedad de manera independiente. También puede aprovechar las herramientas y características de respaldo disponibles para los propietarios que buscan crear un listado de calidad para llamar la atención.

  1. Investigue los precios

Hay muchos factores diferentes que afectan el precio de su propiedad. Ubicación, ubicación, ubicación no es solo un dicho; otros factores como la cantidad de baños, comodidades, estacionamiento, acceso al transporte público, vida nocturna y otras atracciones… todo esto se debe tener en cuenta. Haga una investigación para saber cuánto cobran los propietarios de lugares similares. Además, puede invertir en algunas mejoras extra para cobrar más. Muchos sitios de alquileres vacacionales le permitirán establecer distintos precios para la temporada alta, los fines de semana, o aplicar descuentos por diversos factores.

Leer el Siguiente