¿Los trabajadores freelance son más felices que los asalariados?

Cualquier persona que alguna vez haya trabajado en relación de dependencia a tiempo completo sabe que hay muchas cosas agobiantes aquí: la seguridad del trabajo, las preocupaciones por los aumentos y ese compañero que insiste en comer ensalada de atún con tanta frecuencia, solo por mencionar algunos ejemplos.

Ahora bien, aunque trabajar con la modalidad freelance no es algo muy sencillo (constantemente hay que buscar clientes nuevos, algunas veces no pagan a tiempo y un comentario negativo puede destruir su reputación), una investigación reciente muestra que básicamente la mayoría de las personas son más felices cuando trabajan de manera independiente que para otra persona.

¿Pero es cierto? Con todos los riesgos que hay que tomar para iniciar una empresa freelance propia, ¿en verdad esto puede hacerlo más feliz?

Un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal crea un estilo de vida más sencillo

Si alguna vez tuvo un jefe que le pidió que entregara un proyecto a primera hora del lunes (lo que significó que tuviera que trabajar mucho durante el fin de semana mientras los demás se iban a la playa), puede entender por qué un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal es el disparador para trabajar de manera freelance en el 60 % de las personas que lo hacen.

Poder decidir sus horarios, estar disponible para sus hijos cuando vuelven de la escuela y trabajar en sus horas más productivas tienen un enorme encanto. Y si puede trabajar desde cualquier lugar, tal como lo hacen muchos profesionales freelance, tiene más poder en sus manos.

Elegir en qué trabaja le agrega sentido a sus tareas

En general, los empleados no pueden elegir en qué proyectos trabajar o con qué clientes interactuar. Pero como trabajador freelance puede rechazar proyectos que no estén bien pagos o incluyan tratar con un cliente autoritario. De la misma manera, puede elegir con qué sí trabajar. Aunque no termine siendo un millonario como trabajador freelance, esta es una ventaja que hace que valga la pena el esfuerzo para lograrlo.

Siempre existe la posibilidad de ganar más dinero

Con frecuencia, los empleados tienen un tope para determinados salarios. La única manera de ganar más es con un ascenso o si se trasladan a otro puesto cuyo salario sea mayor. De todas formas, es posible que el incremento no sea significativo.

Por otro lado, los profesionales freelance tienen un potencial de ingresos ilimitado, si están dispuestos a esforzarse para ganar más. Sin embargo, no piense que puede renunciar a su trabajo mañana mismo y comenzar a ganar una fortuna. Lleva tiempo y debe pagar sus obligaciones. Pero a medida que se haga reconocido en su industria, puede comenzar a ganar más y, así, atraerá incluso a más clientes.

¿Quién sería su mejor jefe si no es usted mismo?

Otro disparador para renunciar al trabajo e independizarse es simplemente no tener que reportarse ante alguien más. Todos hemos tenido jefes que nos acobardaban, que nos provocaban pesadillas. Pero al tener su propio negocio puede llevar las riendas. Si alguna vez pensó “Yo puedo hacerlo mejor que eso”, con respecto a las malas decisiones de su exjefe, ahora puede guiar la dirección de su negocio.

Existe mucha evidencia que respalda la idea de que los trabajadores freelance son más felices que las personas. Todo depende de la motivación para convertirse en empresario y la manera de manejar el proceso.

Profesionales freelance, prepárense para el éxito con el servicio de procesamiento de pagos de Payoneer hoy mismo.

Leer el Siguiente