Series de entrevistas a expertos: Sebastian Gomez, joven y emprendedor

Mi nombre es Sebastian Gómez y tengo 20 años. Vivo en la hermosa Costa Rica y he vivido aquí toda mi vida. Desde muy pequeño, me encantaba vender cosas. Desde dulces y chocolates cuando yo estaba en octavo grado, a cosas usadas que tenía en mi casa.

Cuando tenía 15 años empecé a trabajar en una empresa de marketing digital, lo que me ayudó a empezar a aprender sobre el espíritu emprendedor. Sin embargo, era difícil conseguir que la gente “comprara” la idea y la oportunidad debido a mi edad. Y la verdad es que si un chico de 15 años (sin resultados) vendría a usted y le pidiera que se uniera a su oportunidad de negocio, ¿qué pensaría?

Bueno, eso fue exactamente lo que pasó…

Así que decidí buscar otras maneras de ganar dinero, lo que me llevó al mundo del marketing en línea cuando tenía 16 años. Me di cuenta de todos los beneficios de este tipo de negocio. Usted podría tener libertad de tiempo y de ubicación y asimismo hacer mucho dinero, trabajando desde su computadora portátil. A menudo parecía demasiado bueno para ser verdad… Pero seguí trabajando duro para que esto suceda.

Actualmente, soy un vendedor en línea full time, especializado en comercio electrónico, anuncios en Facebook y conversiones. Trabajo con varias tiendas en línea donde se venden productos físicos a personas de todo el mundo. Tengo equipos desde Filipinas para cada tienda que trabajan en el día a día de las operaciones de los negocios.

Tan loco como puede sonar, hice mi primer millón de dólares en una de mis tiendas en los primeros 12 meses de estar operando.

Aunque esto suena como una historia de éxito muy rápido, no lo fue. En realidad, me tomó casi 2 años para hacer mi primera venta en línea después de empezar. Pero me enamoré de toda la idea de marketing y trabajé en mejorar mis habilidades.

 

Contanos sobre tu educación y carrera

Estudié en una escuela secundaria estadounidense llamada Lincoln School, aquí en Costa Rica. Tomé el programa de Bachillerato Internacional, que implicó mucho trabajo y compromiso.
Todo lo que quería hacer era trabajar en mi negocio y aprender sobre la comercialización en línea. Por otra parte, en ese momento tenía todas las tareas, proyectos y exámenes donde limitaron la inversión de más horas en mi negocio. Llegué a un punto en el que me preocupaba más con mi éxito comercial que mis notas en exámenes y trabajos en clase. Ahora, esto podría no sonar muy atractivo para algunas personas, pero a esa edad ya me había dado cuenta de lo que quería para mi futuro. Tenía una imagen exacta en mi cabeza con respecto a lo que quería hacer en el futuro.

Después de graduarme, era el momento de elegir una universidad. Todos mis compañeros de clase se dirigieron a algunas de las grandes universidades: Harvard, Yale, Columbia, lo que sea … En algunos casos, después de ver a todos mis amigos hablar de sus aplicaciones increíbles en la universidad, me sentí atraído por ir a estudiar en el extranjero. Sin embargo, yo tenía esa voz dentro de mí diciéndome, “Quédate en Costa Rica, andá a una buena facultad, y trabajá en tu pasión. Haz que suceda.”

No fue una elección fácil de hacer, especialmente porque todo el mundo me decía que fuera a estudiar en los Estados Unidos por las oportunidades que podía conseguir allí. Pero finalmente, seguí mis entrañas y me quedé en Costa Rica donde actualmente estudio Administración de Empresas en una universidad cerca de mi casa.

Estoy en la universidad hace más de un año, pero mi principal objetivo es mi negocio. Trato de equilibrar mi vida para tener suficiente tiempo para trabajar en los negocios, escalarlos y mantener el crecimiento. Pero al mismo tiempo ir a la universidad, al entrenamiento, y tener una buena vida social.

¿Qué te ha impulsado a trabajar en línea?

Nunca me vi trabajando en una oficina con 4 paredes de cemento alrededor. Siempre me imaginaba una rutina diaria que implicaría despertarse temprano en la mañana, trabajar en mi negocio (mi pasión), ir al gimnasio, entrenar karate, ver una película y luego poner más trabajo. Hablando en términos generales, quería una vida donde pudiera direccionarla a lo que quería, cuando quería, donde quería. Sin tener un jefe diciéndome qué hacer y tratándome como “sólo otro empleado”.

Otra gran razón por la que decidí empezar a trabajar con el mundo online y trabajar tan duro era ayudar a mi familia económicamente. Mis padres siempre nos ayudaron, a mi hermano y a mí, y les debo mucho. Quiero ser capaz de proporcionarles lo que quieran y darles dinero cuando lo necesiten. Y eso es exactamente lo que he podido lograr después de todos estos años de duro trabajo.

Estoy orgulloso de decir que estoy viviendo mi sueño. Todos. Los. Días.

 

¿A quién le aconsejarías trabajar con el mundo digital?

Yo sugeriría a alguien que está cansado de trabajar para otra persona y que quiere empezar a aprender más sobre los negocios en línea y la comercialización del Internet.

Cualquiera que quiera ser su propio jefe y abrir las posibilidades de un estilo de vida increíble, que la mayoría de la gente sólo sueña.

Pero voy a ser muy honesto aquí. No es fácil crear y administrar su propio negocio. De hecho, el 90% de las personas no lo hacen porque abandonan pronto y no están dispuestos a pasar por el proceso de aprendizaje.

Como en cualquier otro negocio, necesitará capital, tiempo para invertir y trabajo duro. Pero si usted está dispuesto a trabajar y tratar esto como un negocio real, usted se sorprenderá de lo mucho que puede lograr.


Siendo tan joven, ¿Cuáles son tus objetivos y motivaciones?

Honestamente, me siento muy agradecido de ser tan joven y tener un negocio del que puedo estar orgulloso. Ahora tengo este deseo de devolver al mundo, enseñando a otras personas el espíritu empresarial y acerca del marketing digital. Eso me llevó a crear mis propios programas de entrenamiento, a trabajar como consultor de empresas y a través de mi canal en Youtube con una gran cantidad de contenido gratuito que la gente puede beneficiarse.

Cada día estoy motivado para convertirme en una mejor versión de mí mismo, un mejor vendedor, un mejor hijo y un mejor ser humano en general.

 

¿Cómo entra Payoneer a todo esto?

Payoneer es una plataforma increíble para cualquiera que desee iniciar su viaje en línea. Proporciona una solución sencilla y efectiva para que la gente acepte pagos de empresas de todo el mundo y transfiera ese dinero a sus bancos personales en sus propios países. Personalmente, he procesado miles de dólares a través de Payoneer y realmente me ayudó en las primeras etapas de mi negocio donde no tenía cuentas bancarias y empresas formales.

 



Sebastián Gomez

Facebook
Youtube